Terapia regresiva

Wiki Terapias

¿Qué es la terapia regresiva o de vidas pasadas?

La terapia regresiva, es un método terapéutico, que utiliza como técnica ir a la memoria inconsciente, para rescatar vivencias de otras vidas pasadas y así poder resolver los problemas físicos, mentales, emocionales y espirituales.

Las primeras experiencias en esta terapia regresiva, se iniciaron en los años 1885, y son muchos los autores y terapeutas que han realizado con éxito esta técnica.

En la actualidad hay muchos niños que sin venir a cuento están narrando ya sus experiencias de vidas pasadas. Se puede contar casos de niños, que relatan que eran un bombero de las torres gemelas, otros que estaban en una guerra, algunos dicen que antes tenían otra mamá. Y lo que es más importante es que algunos incluso llegan a explicar dónde estaban antes de llegar a la barriguita de su madre y cómo eligieron a su papá y a su mamá. Evidentemente estos son niños especiales y tienen que estar viviendo en un entorno familiar donde la familia crea y sepa de estas cosas.

¿Cómo funciona una regresión?

Para entender cómo funciona una regresión, debemos conocer que nuestro cerebro emite diferentes tipos de ondas cerebrales, en función de la actividad neuronal del mismo. Dichas ondas se clasifican en base a su frecuencia (es decir, el tiempo que pasa entre la emisión de un estímulo eléctrico y el siguiente). A modo de ejemplo, un nivel Beta nos referiríamos al tipo de ondas que se emite en el estado de vigilia, siendo Alfa un nivel de relajación profundo.

La terapia regresiva o regresión, se puede realizar a través de un proceso de hipnosis o bien con una relajación profunda a un nivel de ondas Alfa.

Realizar una terapia regresiva a través de la hipnosis es más difícil pues no todo el mundo es fácil de hipnotizar y en ocasiones si se llega a ello, la persona vagamente recuerda lo que ha experimentado.

El estado de relajación profundo a un nivel Alfa, es más fácil de conseguir en las personas ya que en dicha técnica, no se pierde totalmente la consciencia.

¿Cómo es una sesión de regresión?

La sesión de regresión se puede considerar como una técnica de trabajo muy segura y sin ningún tipo de riesgo y/o peligro para la persona.

En primer lugar, el terapeuta realiza unas preguntas a la persona interesada en realizar la regresión, preguntando si tiene algún problema específico que quiere averiguar o si simplemente es por curiosidad.

Después se procede a trabajar en camilla para mayor comodidad del paciente, teniendo el terapeuta en contacto en todo momento con él, para que no se sienta solo en el caso que pueda sobrevenir durante la sesión una catarsis por lo acontecido y/o experimentado, de modo que el terapeuta pueda saber reaccionar para que la persona no se sienta afectada emocionalmente.

Mediante una serie de indicaciones, el terapeuta intenta que el paciente entre en una relajación profunda en estado Alfa, para proceder a la regresión, donde el cuerpo físico descansa en la camilla.

El cuerpo mental se relaja pero sin llegar a desconectar la mente consciente, ya que es muy importante tenerla despierta para poder asimilar todo lo que estamos experimentando durante la regresión, y poder comparar con las situaciones que vivimos en el presente.

El cuerpo emocional está totalmente alerta pues es el que va a experimentar las sensaciones que nos vayan llegando. El cuerpo espiritual es el que va a trabajar.

A través de las indicaciones del terapeuta y mediante la regresión como herramienta, vamos a llegar a ese lugar donde podremos averiguar lo vivido en el pasado, que tiene relación directa con las situaciones que estamos viviendo en el presente. Aquí es donde finalmente habrá tenido lugar la regresión.

Las experiencias vividas, a través de la regresión pueden llegar a ser maravillosas, como por ejemplo el llegar a sentir que estamos en una casa, que es desconocida para nosotros en esta vida, pero a la vez sentirla como muy próxima, como si tuviéramos un déjà vu.  Podemos tener sensaciones de alegría, tristeza, soledad, miedo, y cualquier emoción en general, de manera muy vivida.

La persona, es consciente de todo lo que está experimentando y va grabando en su mente tanto los pensamientos que llegan y las emociones que se van manifestando.

Una vez que termina la sesión el o la terapeuta va a analizar punto por punto lo que el paciente ha experimentado durante la regresión, haciéndole sentir responsable de su vida, e incitándole a trabajar, equilibrar, aprender y no volver a repetir los patrones que ya se han realizado en vidas anteriores.

Es importante saber de tu pasado, pero no engancharte en él.

También es importante saber de tu futuro, pero no obsesionarte por él.

Lo importante es vivir el presente, día a día, minuto a minuto, situación a situación.

¿Cuáles son los beneficios de la terapia regresiva?

Lo importante es averiguar quién eres, ser consciente de lo que has experimentado durante la sesión de regresión, y cómo o qué puedes hacer para solucionar tu vida en el presente, para prepararte y disponerte para tu futuro.

Por eso las regresiones a vidas pasadas nos ayudan de manera manifiesta. Ya que, si queremos sanar nuestro presente, debemos conocer y trabajar todo lo que hemos vivido en nuestro pasado.

Las regresiones nos ayudan a comprender mucho mejor sin darnos cuenta, ya que inconscientemente repetimos patrones de la infancia, de otras vidas o quizás también de nuestros ancestros parientes cercanos o no tan cercanos.

Con esta terapia de vidas pasadas conseguimos que las personas se hagan conscientes de que pueden cambiar y llevar las riendas de su vida hacia donde ellos deseen si tener que estar en un bucle de repetición de situaciones que no les hacen estar felices.

Según como hayas vivido en tu pasado, vivirás tu presente y según como vivas tu presente, se manifestará tu futuro.

 

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad