Psicoanálisis

Wiki Terapias

¿Qué es el psicoanálisis?

El psicoanálisis es un método terapéutico y método de investigación acuñado por la rama de la psicología, que tiene como objetivo el conocimiento del inconsciente. Este método fue creado por el médico y neurólogo austriaco Sigmund Freud con la finalidad de investigar y tratar diversas patologías o enfermedades mentales tales como histeria o las fobias. Parte de la premisa de que la mayor parte de los procesos conscientes están influidos por el subconsciente. Por consiguiente, establece que la mayoría de los problemas psíquicos tienen origen en alguna interpretación disfuncional de sucesos acontecidos, que en muchas ocasiones el consciente ni recuerda, pero que permanecen en nuestro inconsciente produciendo alteraciones en nuestra conducta.

El psicoanálisis buscará las fuentes de dolor de estas conductas disfuncionales para sanarlas, y devolverle al paciente su bienestar psíquico y emocional.

¿Cómo funciona el psicoanálisis?

Uno de los pilares en los cuales se basa el psicoanálisis como terapia es en la asociación libre, cuyo método consiste en que el paciente exprese durante la sesión, todas las cosas que se le pase por la cabeza: ocurrencias, emociones, imágenes, recuerdos, ideas, etc. Tal como se le presenten, de manera espontánea y sin necesidad de que haya ningún tipo de conexión, aun llegando a parecer incoherente. También es importante que no exista ningún estímulo inductor a todo aquello que está expresando el paciente, ya que cuanto más libres sean las asociaciones, más probable será que los contenidos inconscientes aparezcan en la sesión.

El psicoanálisis sostiene que los impulsos o emociones que son reprimidos por la conciencia, se almacenan en nuestro inconsciente, afectándonos inclusive en algunos casos de manera severa. Por ello con el método de la asociación libre se busca que el paciente llegue poco a poco a los orígenes de dichos impulsos reprimidos.

En cuanto a las emociones reprimidas, el psicoanálisis ha identificado tres mecanismos de defensa que nuestro cerebro ejecuta con la intención de minimizar las consecuencias de un acontecimiento que genera una gran carga de estrés. Estos mecanismos son:

  • Represión, encargándose de mantener alejados de la consciencia los sucesos traumáticos o dolorosos.
  • Condensación, es un mecanismo por el cual los elementos del inconsciente se reúnen en una sola imagen, elemento u objeto.
  • Desplazamiento, tiene lugar cuando las ideas se desplazan de un hecho inaceptable a uno más aceptable.

La liberación en cuanto a la represión de los hechos traumáticos acontecidos en el pasado, fomentarán una mejora notable en el paciente.

¿Cómo es una sesión de psicoanálisis?

Al iniciar una terapia psicoanalítica, primeramente, se realizará la recepción y acogida del paciente mediante una entrevista en la que el mismo, expresará el motivo consciente de su consulta. Las siguientes sesiones pueden ser entrevistas semidirigidas a través de técnicas proyectivas con la finalidad de que el terapeuta pueda obtener información relevante y necesaria sobre la vida del paciente.

El número de sesiones necesarias variará en función del psicoanalista y de las necesidades del propio paciente, las cuales se pactarán bajo mutuo acuerdo.

Al finalizar las sesiones de entrevistas y/o técnicas proyectivas, se da paso a una sesión de devolución de información en la que el psicoanalista le transmite al paciente toda la información recogida y las conclusiones obtenidas gracias a las sesiones previas.

En este punto, comenzaría el trabajo propio del psicoanálisis cono las sesiones analíticas. A partir de aquí entra en juego la herramienta principal de dicha terapia, la asociación libre. Es el momento donde el paciente debe evitar en todo momento su autocensura y hablar de cualquier ocurrencia que le venga en mente. El psicoanalista mantiene la escucha en todo momento y el espacio analítico dependerá de la escuela psicoanalítica a la que pertenezca el mismo.

El fin de la terapia la determinará el propio psicoanalista cuando concluya que se han logrado los objetivos marcados.

Beneficios del psicoanálisis

La principal función del psicoanálisis, es la de encontrar solución a problemas emocionales tales como: conductas adictivas, disfunciones sexuales, ansiedad, agresividad, fobias, etc.

Las técnicas psicoanalíticas también pueden ser utilizadas como herramientas de crecimiento personal, ya que ayuda a ahondar en la introspección buscando los puntos fuertes del paciente para potenciarlos y a su vez fortalecer los aspectos más limitantes de su propia personalidad.

Otro aspecto beneficioso del psicoanálisis es que puede ayudar a la mejora de las relaciones humanas y en concreto a las relaciones de pareja.

¿Para quién está recomendado el psicoanálisis?

En definitiva, podemos afirmar que el psicoanálisis es una terapia recomendada a cualquier tipo de persona que quiera experimentar un crecimiento personal y en especial a las personas que presenten conductas disfuncionales o limitantes. A pesar de que el psicoanálisis sea una terapia mayormente conocida para el tratamiento de conductas disfuncionales, como se ha expuesto anteriormente, puede ser una herramienta muy útil a la hora de resaltar esos puntos fuertes que todos tenemos y potenciarlos, por lo que, si te estas planteando si el psicoanálisis es para ti, ¡Efectivamente!  Además, en Omonovo, hemos encontrado a los mejores psicoanalistas para ti.

 

 

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad