Naturopatía

Wiki Terapias

¿Qué es la naturopatía?

La Naturopatía es la disciplina que estudia la forma de aplicar medios naturales para prevenir la enfermedad y reestablecer la salud, potenciando las innatas capacidades de regeneración del cuerpo humano.

El precepto fundamental en el que se basa la naturopatía es Vis medicatrix naturae: el poder curativo de la naturaleza, es decir, la confianza en las capacidades innatas del cuerpo para curarse.

Etimológicamente el término naturopatía significa ‘ Sendero de la Naturaleza’ (de Naturo y Path, camino o sendero en inglés), y aunque fué Benedict Lust a finales del siglo XIX el que acuñó el término y fundó la primera escuela, podemos rastrear los orígenes filosóficos de la naturpatía hasta Hipócrates (400 a.C.).

Hipócrates consideraba la enfermedad un efecto y buscaba las causas en los hábitos de vida y los agentes naturales (agua, aire, tierra, sol). Era estricto con el principio de ‘no hacer daño’, es decir, evitar toda práctica que debilite la capacidad del cuerpo para curarse a sí mismo, así como las que sustituyen alguna función de éste.

En la actualidad, la función básica de la naturopatía debería ser la de educar al paciente en unos hábitos de vida saludables que le permitan prevenir enfermedades, e inculcar el significado de salud global y su deseo por mantenerla.

Se entiende por salud un estado vital completo que permite a la persona desarrollarse en todas sus facetas y adaptarse a los cambios naturales de la vida disfrutando de cada proceso y no simplemente la ausencia de enfermedad.

El naturópata recibe a enfermos, no a enfermedades. Cada persona es única y debe ser tratada de forma personalizada e individualizada teniendo en cuenta las peculiares circunstancias en las que se desarrolla su vida y su sintomatología.

¿Cómo es una sesión de naturopatía?

El diagnóstico naturopático se basa en una escucha global de la totalidad de la persona, teniendo en cuenta las circunstancias en las que se está desarrollando la enfermedad, las emociones asociadas al proceso, los pensamientos sobre sí mismo y una observación exhaustiva de los signos y síntomas. Para ello se utilizarán técnicas respetuosas y no invasivas, como la iridología, la palpación de dermalgias cutáneas, puntos reflexológicos y la observación detallada.

El tratamiento en el que se basa la naturopatía deberá seguir siempre tres fases:

  • Una primera de detoxificación, apoyando al cuerpo a eliminar los residuos tóxicos que estén interfiriendo en la salud, potenciando la función de los órganos de eliminación (intestino, hígado, riñón, piel).
  • Una segunda de reequilibrado y reestructuración de tejidos dañados.
  • Una tercera de mantenimiento del bienestar conseguido.

Durante las tres fases será muy importante el componente educacional que el terapeuta desarrolle con su paciente, porque gran parte del éxito de los tratamientos con naturopatía se base en el nivel de implicación y responsabilidad del paciente en su propia salud.

Si una persona se hace responsable de su propia salud ya no desarrollará hábitos de vida que le lleven continuamente a la enfermedad.

Las técnicas con las que llevar a cabo estas tres fases del tratamiento son tan variadas como profesionales existen. La naturopatía ha tenido desde sus orígenes este carácter ecléctico y todavía existe poco consenso sobre cuáles deben ser las competencias de un naturópata. Aunque es bastante general que la mayoría de naturópatas conozca bien las leyes de una alimentación saludable, el uso de las plantas medicinales (fitoterapia) y de la suplementación dietética (vitaminas, minerales, aminoácidos, oligoelementos).

De todas formas, cualquiera que sea la herramienta que se utilice en el área de la naturopatía, deberá respetar los principios de no interferir con las capacidades autocurativas del cuerpo y de ser un medio lo más natural posible.

En el saco de recursos de un profesional de la naturopatía podremos encontrar, (además de los anteriormente mencionados como básicos: nutrición, fitoterapia y suplementación) las siguientes técnicas:

¿Quién acude a la consulta de un naturópata?

Se pueden beneficiar de las bondades de la naturopatía:

  • Personas que, sin sentirse enfermas, quieren aprender a cuidar de sí mismas de forma natural integrando hábitos de vida saludables en su día a día que les ayuden a prevenir las enfermedades.
  • Personas que buscan complementar el tratamiento médico convencional o alopático para paliar efectos secundarios de fármacos o potenciar su acción terapéutica.
  • Personas que eligen como única vía de tratamiento para sus padecimientos el enfoque holístico natural.

Ni la edad, ni situaciones como el embarazo o la lactancia son un impedimento para beneficiarse de la naturopatía. De hecho, puede ser un gran apoyo en etapas de la vida como el embarazo en la que casi cualquier medicación química está restringida.

Limitaciones y contraindicaciones de la naturopatía

Es de sentido común que cualquier persona que necesite cirugía de forma inmediata o una actuación médica de urgencia deberá acudir a un hospital y no a la consulta de un naturópata. Así como no se debe prescindir del uso de antibióticos en cualquier infección generalizada o en personas inmunodeprimidas.

Recordemos que la medicina alopática y la naturopatía son dos disciplinas que pueden convivir y complementarse sin excluirse la una a la otra, y así proporcionarnos los recursos para tener una vida plena y saludable.

 

Bibliografía

“Enciclopedia de Medicina Natural” M. Murray; J. Pizzorno, Ediciones Tutor

 

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad