Meditación

Wiki Terapias

¿Qué es la meditación?

Habitualmente relacionamos la meditación con algunas religiones, como el hinduismo o el budismo entre otras. Aunque si hacemos un repaso por la historia, veremos que la meditación ha estado relacionada y ligada con la mayoría de las grandes religiones, y los practicantes de éstas la han usado como medio para alcanzar la tan ansiada espiritualidad. Para ello se han servido de esta técnica de conexión interior y contemplación que denominamos meditación.

La meditación ha formado parte de las enseñanzas de algunas disciplinas como es el caso del yoga, y forma parte de sus prácticas.

Pero hoy en día, desligaremos la meditación de cualquier religión, para considerarla como una de las técnicas que nos acerca a la obtención del descanso de nuestra mente y al reencuentro con la paz interior.

¿Cómo funciona la meditación?

Hoy en día, gracias a los constantes estudios que se realizan en torno a la práctica meditativa, ya podemos afirmar, que la meditación es perfectamente compatible con el método científico. De hecho, mediante electroencefalogramas, podemos medir la actividad cerebral en estado meditativo, y  comprobar las distintas etapas por las que pasa nuestro cerebro cuando meditamos.

Al actuar sobre la red neural, la meditación nos permite tener mayor consciencia de nosotros mismos y posiblemente estimula áreas cerebrales relacionadas con el bienestar, la felicidad, la empatía y la compasión.

Esta técnica entrena nuestra mente, con un conjunto de herramientas (respiración, atención, relajación…) que nos llevan a ir adquiriendo un determinado estado mental.

Tipos de meditación

Hoy en día existen distintas corrientes y prácticas de meditación. La persona puede elegir aquella que vaya más en consonancia con su ser o sus necesidades personales.

Así podemos hablar de:

  • Meditación budista: basada en las enseñanzas del budismo.
  • Meditación trascendental: sin relación alguna con ninguna religión.
  • Vipassana: o meditación penetrante.
  • Meditación Zen: relacionada con el budismo Zen.
  • Meditación mantra: que se acompaña del uso de cánticos o mantras.
  • Otras variantes actualizadas para el mundo occidental.

¿Cómo es una sesión de meditación?

Es importante en primer lugar que la persona investigue y elija la corriente o escuela con la que se encuentre más cómodo o más identificado.

Sin entrar en una corriente o un estilo determinado, daremos unas pautas generales de como meditar.

  1. En primer lugar trata de buscar un entorno agradable, armonioso, apartado de ruidos y a unas horas en las que puedas practicar tu sesión, sin ser interrumpido.
  2. Siéntate de manera cómoda, o elige un banco de meditación para que puedas adoptar una postura relajada.
  3. Puedes servirte de anclajes para mantener tu atención y comenzar a calmar la mente. Puedes servirte de algún objeto o usar mantras, que servirán como recurso para dirigir tu atención mental. Puedes prestar tu atención plena a tu respiración, como medio para calmar tus pensamientos. O puedes no hacer nada y estar abierto a todo tipo de sensaciones, escuchando y sintiendo; dejándote ser.

Poco a poco, con el tiempo y conforme se avanza en la práctica, se aprende a conectar y a trabajar con la consciencia o atención plena. De esta atención se generarán virtudes tan importantes como la compasión.

La atención plena surgirá cuando observemos (con atención e intención) sin juzgar, viviendo la experiencia en el momento.

La práctica de la atención plena, te permitirá vivir cada momento con esta consciencia. Te facilitará regresar al presente cuando te veas perdido en determinados pensamientos o sensaciones que te resulten molestos. Se trata de conseguir una mente relajada, consciente, compasiva y que no enjuicie.

Esta consciencia plena va a permitirnos centrarnos en el aquí y en el ahora.

Puedes meditar todos los días por un pequeño espacio de tiempo, o todas las semanas; o hacer de tus actividades diarias un acto meditativo, conduciendo tu atención plena al momento presente.

Beneficios de la meditación

La meditación contribuye de manera muy significativa a nuestro bienestar físico, mental y emocional.

Te contamos algunos de los muchos beneficios que conlleva la práctica meditativa.

  1. Nos ayuda a la gestión de nuestras emociones, disminuyendo el estrés y la ansiedad.
  2. El hábito de meditar, contribuye a cambios muy positivos a nivel mental, aportando plasticidad cerebral.
  3. Genera la activación de las zonas cerebrales relacionadas con la compasión y la empatía.
  4. Mejora la calidad del sueño, siendo beneficiosa para personas con trastornos del mismo.
  5. Puede ayudarnos a mejorar la memoria y la concentración.
  6. Mejora del estado de salud en general.
  7. Beneficia el proceso de aprendizaje, muy interesante en los niños.
  8. Previene el envejecimiento cerebral. En los meditadores de muchos años se ha observado una mayor densidad neuronal.

Los beneficios de la meditación continuada dependen de cada persona. Dependiendo de sus necesidades vitales, van surgiendo los efectos positivos.

¿Para quién está recomendada la meditación?

Una de las características, más importantes en la meditación, es que no hay una edad establecida para empezar a practicarla.

Incluso podemos empezar a meditar durante el embarazo. Esto será beneficioso tanto para la futura mama como para el ser que crece en su interior.

Las mamas y los papás pueden empezar a meditar con sus niños,  cuando estos todavía son bebés.

Los niños a partir de cuatro o cinco años de edad, ya pueden aprender sencillas prácticas meditativas. Dedicándoles nuestro tiempo con calma, los niños pueden aprender con cierta facilidad esta técnica.

Una iniciativa muy interesante y muy educadora es la de promover la meditación en las aulas; práctica que ya se está llevando a cabo en muchos sitios. Estas prácticas, muy favorables y positivas, potencian tanto en el alumnado como en los docentes, el desarrollo personal y social, educando desde el interior. Estas prácticas en el aula, consiguen mayor creatividad, mejores resultados en los exámenes, mayor empatía y capacidad para socializar con los demás niños, una mejora de la atención y mayor capacidad para enfocarse en el tiempo presente.

Por otra parte la meditación será ideal para todas las demás edades, y por supuesto muy favorable para las edades más avanzadas. En las personas de más edad,  la meditación aporta grandes beneficios, mejorando el estado de ánimo y el estado de la mente en general. Previene enfermedades como el alzheimer, ya que retrasa el envejecimiento celular. Y sobre todo ayuda a socializar, disminuyendo la sensación de soledad en el caso de que la práctica se realice en grupo.

 

¿A que esperas para empezar tu práctica? Puedes iniciarte por tu cuenta, o unirte a un grupo dirigido por un profesional especializado que te guiará para conseguir tus objetivos.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad