Descubre los mejores tratamientos naturales anti acné

Publicado el jueves, 16 noviembre 2017

Enfermedades & SíntomasRemedios Naturales

 ¿Qué es el acné?

El acné es una de las dermatosis que aparecen con mayor frecuencia. Tiene como característica la inflamación del folículo pilosebáceo, el cual, origina una serie de lesiones como pústulas, comedones, granos y espinillas.Este tipo de lesiones aparecen con mayor frecuencia en el período de la adolescencia. 

Se suele manifiestar en zonas como la cara, espalda, hombros y tórax. El acné surge como resultado del taponamiento u obstrucción de los diminutos poros que aparecen en la superficie de la piel. Con el objetivo de olvidarte de este «problema», en el siguiente post te contamos los mejores tratamientos naturales anti acné.

Factores que influyen en la aparición del acné

Algunos de los factores más importantes en la aparición del acné son:

  • Infección por bacterias. Ej: Corynebacterium acnés, Staphylococcus aureus.
  • Factores hormonales: como un exceso de andrógenos (hormonas masculinas).
  • Factores psicológicos.
  • Alimentación desequilibrada.
  • Uso de medicamentos.

¿Cómo evitar el acné? Lleva una dieta equilibrada

Partiendo de que lo más recomendable es llevar un estilo de dieta saludable, vamos a centrarnos en tres puntos que nos pueden ayudar en el control y mejora del acné.

Mejora la permeabilidad

Cuando tienes esta patología, las paredes del intestino aparecen inflamadas. De esta forma, las uniones estrechas de la barrera intestinal permiten el paso de substancias tóxicas. Sin embargo, si eliminamos la comida basura (azúcares procesados, alimentos refinados, gluten…) podemos reparar esta barrera. Algunos suplementos como los probióticos y el aminoácido L-glutamina pueden ayudarnos a reparar el intestino.

Disminuye los lácteos

Los lácteos contribuyen a la producción de sebo, ya que actúan como precursores hormonales. Su disminución ayudaría a controlar la aparición del acné.

Opta por alimentos de carga glucémica baja

Optar por alimentos de carga glucémica baja nos servirá para conocer el impacto que va a tener sobre nuestra glucemia o, azúcar en sangre, la porción de alimento que ingerimos. Los estudios nos demuestran que los individuos que optan por alimentos con baja carga glucémica tienen un acné menos grave. También varía la composición del sebo contenido en las lesiones. Sustituir hidratos de carbono simples y refinados por complejos como la fruta, los cereales integrales y las legumbres de calidad puede ser una buena propuesta.

Consejos para prevenir y tratar el acné

  • Mejora la toxemia intestinal con plantas como romero (en infusión o cápsulas).
  • El consumo de cepas como lactofillus rhamnosus, lactobacillus casei y lactobacillus plantarus van a mejorar la calidad de nuestra flora intestinal, mejorando y regulando la toxemia.
  • Los ácidos grasos omega-6 y omega-3 representan una buena opción de tratamiento. Podemos encontrarlos en formato de perlas de plantas como la onagra, borraja y en el caso de omega-3 el aceite de lino o los aceites obtenidos de las algas se convierten en un gran recurso. La mejor opción sería un equilibrio adecuado de ambos.
  • En fitoterapia la bardana adquiere gran importancia por su acción depurativa especialmente en la piel. Se puede tomar en infusión, cápsulas o en extracto. La podemos acompañar por plantas ricas en antioxidantes como podría ser el té verde (los antioxidantes ayudan en la modulación de la inflamación). El tratamiento se vería completado por plantas con acción hepática como el cardo mariano o la fumaria.
  • Entre las vitaminas y minerales que podemos usar, la vitamina A reduce el sebo y la hiperqueratosis (engrosamiento) del folículo sebáceo, en medicina natural se recomiendan los precursores de vitamina A, ya que la vitamina A en altas dosis resulta tóxica.
  • Otras vitaminas adecuadas serían la E, B6 y minerales como el selenio y el zinc. Todos ellos podemos encontrarlos como complementos en establecimientos especializados.
  • En tratamientos tópicos las mascarillas de arcilla blanca y verde son muy adecuadas. También las aplicaciones en pequeños toques, de unas gotitas de aceite esencial de árbol de té en la zona de la lesión.
  • Los jabones elaborados con arcilla suelen ser buenos productos para la higiene de la piel, manteniendo la piel libre de impurezas y regulando el exceso de grasa que suele caracterizar a la piel con acné.
  • El uso de cosmética adecuada (a ser posible orgánica) se convierte en parte del ritual de higiene diario y complementario de las pieles con acné.
  • Cremas formuladas con la planta equinácea serían efectivas por su poder bactericida.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad