¿Siempre te resfrías cuando llega el frío? ¡Descubre cómo evitarlo!

Publicado el miércoles, 08 noviembre 2017

Salud NaturalVida Saludable

El otoño ya ha hecho acto de presencia y los fríos invernales están por llegar. Es en estas fechas, es cuando nuestro sistema inmune se resiente y es necesario preparar a nuestras defensas. Con la bajada de las temperaturas nuestro sistema inmune se debilita, volviéndose menos eficaz ante determinadas infecciones víricas. Por ejemplo al rinovirus, aumentando así en estas fechas los resfriados y catarros.

Los datos afirman que, en la población española, los adultos se resfrían de media entre 2 y 4 veces al año y los niños entre 4 y 8 veces. Protegerse del frío y tomar medidas preventivas para mantener un sistema inmune sano se convierten en pautas a seguir para mantenernos alejados de los molestos síntomas de resfriados e infecciones víricas, tan comunes en este tiempo.

¿Qué es el sistema inmune?

Nuestro organismo posee una defensa natural que es lo que conocemos con el nombre de sistema inmunitario. Este sistema está preparado para defendernos ante el ataque de patógenos, como pueden ser distintas clases de virus, bacterias… El sistema inmune cuenta con distintas barreras de protección: la piel y las mucosas, las vías respiratorias. Además, está formado por una red de células, tejidos y órganos que trabajan conjuntamente para mantener el equilibrio de todo el organismo.

Entre las células más conocidas que tienen implicación en la respuesta inmunitaria cabe destacar la acción de los leucocitos o glóbulos blancos. Estas células, entre otras, se ocupan de localizar y destruir a microorganismos patógenos, manteniéndonos así alejados de las distintas enfermedades. El funcionamiento del sistema inmune es complejo, pero de su correcta función depende la homeostasis (equilibrio) de nuestro organismo

Una buena alimentación te puede ayudar a evitar resfriados.

No nos podemos olvidar de la estrecha relación existente entre nuestro sistema inmunitario y nuestro intestino; así del estado de este y de nuestra microbiota intestinal dependerá nuestra salud inmunitaria. Nuestra flora forma parte del conocido sistema inmune de las mucosas y ejerce su protección estableciendo una barrera física ante microorganismos invasores.

Una alimentación que incorpore prebióticos y probióticos va a ser muy beneficiosa. Esta labor, además, es realmente importante en los primeros años de vida para fortalecer nuestro sistema inmune. La incorporación de cepas como L.rhamnosus, B. infantis, B.bifidum. L casei, entre otras. Éstas acompañadas con refuerzo inmunitario de calostro se van a convertir en grandes aliados de nuestra salud inmunitaria.

Los prebióticos los podemos ingerir adaptándonos a una alimentación sana basada en carbohidratos de calidad que obtendremos de frutas, verduras y tubérculos. También, alimentos como ajo, cebolla, alcachofa, miso fermentado, raíz de achicoria, entre otros, pueden formar parte de la lista de nuestros alimentos prebióticos. La mejor forma de cuidar nuestro sistema inmune, a través de nuestro intestino, será evitar los alimentos procesados, azúcares y alimentos inadecuados que se apartan de una alimentación sana y natural.

Los hongos, buenos aliados del sistema inmune.

Numerosos estudios vienen avalando la función del uso de los hongos con función terapéutica como complemento para mantener un sistema inmunitario competente. Veamos las características de alguno de ellos:

  • El reishi lo podemos usar en inmunodeficiencias, ya que mejora y protege nuestro sistema inmunitario.
  • El extracto de shitake aumenta el número de linfocitos CD4, y las células NK (células asesinas naturales), que forman parte de nuestro sistema inmune innato.
  • El hongo maitake estimula las células del sistema inmune, preparándolas para una rápida respuesta inmunológica.
  • Cordyceps y Melena de león tienen una función inmunomoduladora. Además la melena de león actúa reparando la mucosa intestinal, lo que favorece la respuesta inmunitaria.

El mundo de los hongos dispone de un amplio arsenal. Podemos encontrarlos como complementos en forma de extractos, combinados o de forma unitaria, adaptados a la población adulta y al público infantil. En esta época podemos usarlos para la prevención de catarros y gripes y otras afecciones de nuestro sistema de defensa.

Fitoterapia para esta temporada

La madre naturaleza dispone de un amplio abanico de plantas para usar en esta época de frío y bajas temperaturas.

  • La echinacea, favorece la respuesta del sistema inmune
  • Las plantas de las mucosas como malva, malvavisco, llantén, manzanilla.
  • Las especies con acción antitusígena como el tusílago, el regaliz y la drosera.
  • El Pau D’Arco tiene acción antiinfecciosa e inmunoestimulante.
  • La planta sudafricana Pelargonium sinoides ha demostrado ser verdaderamente eficaz en el tratamiento de estas patologías invernales. Tiene acción imnunomoduladora, antivírica y antibacteriana.

Todos estos remedios herbales podemos usarlos en las distintas etapas de la vida, adaptando las dosis según la edad.

Productos de la colmena

El propóleo como producto estrella de esta temporada es fácil encontrarlo en distintos formatos como jarabes que pueden ser usados por los niños sin ningún problema, en gotas o en extractos, solos o combinados con otros complementos alimenticios.

El propóleo ha sido considerado en medicina natural como el “antibiótico” de la despensa natural. Lo podemos usar como complemento en todas las patologías de la época invernal como catarros, gripes, infecciones respiratorias…

Vitaminas y otros complementos

El uso de distintas vitaminas puede ser adecuado para combatir los molestos síntomas invernales.

  • El uso de vitamina C en megadosis (dosis más altas que las habituales) ayuda a fortalecer el sistema inmune debilitado. Además de como suplemento, podemos incorporar vitamina C a través de la alimentación. Con alimentos como: naranja, pomelo, kiwi, acerola, grosellas, jinjoles…
  • La vitamina D se usa actualmente también por sus efectos inmunológicos. La toma adecuada de sol en verano, o la suplementación en invierno puede ser adecuada para mantener un sistema inmune sano.
  • La lactoferrina (glicoproteína), aparece combinada hoy en día en multitud de suplementos ofreciendo una valiosa protección ante distintas y variadas infecciones. Los suplementos están adecuados y adaptados tanto para los niños como los adultos.

Recomendación

No nos olvidemos que la mayoría de las infecciones de estas fechas (gripes y catarros), son de origen vírico, con lo cual el uso del antibiótico está desaconsejado. Solamente en el caso de infecciones bacterianas el profesional sanitario, recomendará el antibiótico más adecuado.  Ayudemos a otras personas a que la respuesta de este medicamento sea la adecuada en caso de necesidad verdadera.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad