Remedios caseros para el estreñimiento

Publicado el lunes, 26 junio 2017

Remedios Naturales

Los remedios caseros en ocasiones son la solución más natural para aliviar el estreñimiento. Descubre los mejores remedios para el estreñimiento en el siguiente post

Estreñimiento: tipos y causas

Se considera que una persona sufre estreñimiento cuando tiene menos de tres deposiciones en una semana; las heces suelen ser secas y la evacuación en algunos casos dolorosa. Existen diversos tipos de estreñimiento. La primera forma de clasificarlo es diferenciar entre estreñimiento crónico u ocasional.

Las causas del estreñimiento pueden ser diversas: un cambio en la dieta, falta de fibra y agua; llevar una vida sedentaria, el estrés y la ansiedad. También puede deberse a diversas patologías como el hipotiroidismo o la diabetes; en postoperatorios, durante el embrazo o en personas de edad avanzada.

Sea cual sea la causa, el estreñimiento produce un malestar general en nuestro organismo: dolor e hinchazón abdominal, sentimiento de incomodidad, nauseas, gases, dolor de cabeza, mal humor y, aunque parezca paradójico, diarrea ocasional.

¿Laxantes o remedios caseros?

Lo más eficaz contra el estreñimiento es la prevención.  La regla de oro se resume en tres claves:

  1. Dieta rica en fibra: comer frutas y verduras
  2. Beber agua: 1,5 litros por día
  3. Ejercicio físico: caminar 30 minutos al día ya es suficiente

Si siguiendo estos tres pasos aún padecemos de estreñimiento, lo aconsejable es empezar por remedios suaves y no ir directamente al laxante ya sea natural o alopático. ¿Por qué? Porque cualquier tipo de laxante puede irritar la mucosa intestinal y aumentar el movimiento peristáltico, produciendo espasmos y dolores abdominales. Lo más importante a tener en cuenta sobre el uso habitual de laxantes, es que puede generar una gran tolerancia por parte del cuerpo, es decir, que el cuerpo no irá al baño por si solo y necesitará siempre de laxantes.

En caso que tuviéramos que recurrir a ellos, se recomienda tomar pequeñas dosis durante poco tiempo

Remedios caseros para el estreñimiento

Ya hemos comentado las tres claves para la salud de nuestro tránsito intestinal. Veamos otros remedios que tenemos al alcance de la mano y que nos pueden ayudar de forma natural:

Masajes y cataplasmas

Son eficaces para relajar la zona. Para el masaje necesitamos estar en un ambiente tranquilo y relajado, tumbados a ser posible. Preparamos un aceite de masaje mezclando 15 gotas de una mezcla de aceites esenciales en 100ml de aceite vegetal de almendras.

Fórmula aceite de masaje:

5 gotas de aceite de lavanda + 5 gotas de aceite de romero + 5 gotas de aceite albahaca + 100ml de aceite vegetal de almendras

Una vez preparado el aceite de masaje, damos un masaje circular, con una presión suave pero firme, siguiendo el sentido de las agujas del reloj; la idea es seguir el recorrido y el sentido del tránsito del intestino grueso. Otra zona buena para masajear es repetir este masaje en la zona del sacro.

Para las cataplasmas, preparamos una infusión de manzanilla, mojamos una toalla, la escurrimos y la colocamos sobre nuestro abdomen unos minutos, nos relajará.

La fibra, nuestra mejor aliada contra el estreñimiento

La fibra la encontramos principalmente en frutas y verduras. Tenemos las frutas estrella: kiwi, ciruela, naranja, frutos rojos, higos y peras. Aportan fibra, pectina y enzimas que ayudan a regular el tránsito.

El kiwi en ayunas es un remedio eficaz, retiene agua en el intestino y aporta fibra. Además por su contenido en vitamina C es un excelente antioxidante.

Bebidas en ayunas

Hay dos bebidas que son efectivas para mejorar la salud y el tránsito intestinal:

  • Agua caliente con una cucharada de aceite de oliva y una cucharada de zumo de limón. Otra versión consiste en agua caliente, zumo de limón y miel.
  • Agua de ciruelas, dejamos toda la noche en remojo 4 ciruelas pasas en medio vaso de agua. A la mañana siguiente empezamos comiendo las ciruelas y bebiendo del agua.

Los mucílagos

Las semillas de lino son ricas en mucílagos que ayudan a lubricar la pared lisa del intestino y a proteger la mucosa intestinal. Machacamos un poco las semillas de lino, cogemos una cucharada la mezclamos en una taza de agua, la dejamos reposar durante la noche. Al día siguiente tomamos media taza 20 minutos antes del desayuno y el resto por la noche al acostarnos.

Infusiones

Infusiones de llantén, malvavisco o malva, ya que son plantas ricas en mucílagos. En caso de estreñimiento ocasional podemos recurrir a una infusión de sen, pero puede ser algo irritativo y conviene no abusar.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad