Reiki y Esclerosis Múltiple

por Marta Iriarte Lanau

Casos Reales

En 2007 me diagnosticaron Esclerosis Múltiple y mi vida cambió. Tuve que aprender convivir con ella y asumir todos los nuevos diagnósticos que iban viniendo: Síndrome de Piernas Inquietas, dolores crónicos, Hipotiroidismo, Disbiosis intestinal… Y empieza esa época en la que no sabes que es peor, si los síntomas o los efectos secundarios de las medicaciones.

Nunca me habían hecho una sesión de Reiki pero me lancé a apuntarme a Reiki Usui I ya que me habían hablado de sus beneficios. El Reiki canaliza la energía del universo hacia los puntos energéticos del cuerpo, los chakras, limpiándolos, equilibrándolos y desbloqueándolos. Con el nivel 1 la sanación que se lleva a cabo es física, y la mejoría en mi cuerpo con la práctica diaria fue paulatina y muy significativa. En 2014 me inicié en Reiki Usui II, y como la sanación en este nivel es emocional y mental, el cambio a mejor en mi vida fue increíble, ¡empecé a dormir! Y todo mejoraba. Actualmente soy Maestra de Reiki y mi Esclerosis Múltiple es una enfermedad crónica llevable. No es necesario ser maestro para obtener beneficios del Reiki pero si recomiendo recibirlo, es una terapia que complementa perfectamente a cualquier tratamiento.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad