Cómo el Reiki puede ayudarte en tu tratamiento contra el cáncer

Publicado el sábado, 01 abril 2017

Enfermedades & SíntomasSalud Natural

Como ya hemos visto alguna vez el Reiki tiene múltiples beneficios. Hoy vamos a hablar de cómo esta terapia puede ayudar en el tratamiento contra el cáncer

¿En qué consiste el Reiki?

El Reiki es una terapia energética en la cual el terapeuta pone las manos en distintas posiciones por el cuerpo del paciente y le va canalizando energía universal. Esta energía ayuda a equilibrar el sistema energético del paciente. Después de una sesión de Reiki, la persona experimenta una sensación de bienestar físico. Así como de paz y calma interior.

El Reiki como medida anti cáncer

En un paciente con cáncer, el Reiki puede ser de mucha ayuda como complemento del tratamiento médico que esté recibiendo. Le puede beneficiar tanto en el ámbito físico como en el emocional.

A nivel físico, un paciente de cáncer sufre diferentes síntomas originados no sólo por la enfermedad, sino también a causa del tratamiento que esté recibiendo, ya sea quimioterapia o radioterapia. Un enfermo de cáncer puede sufrir trastornos digestivos como náuseas o vómitos, problemas de concentración y memoria, caída de cabello, así como una sensación de cansancio, etc .

Los efectos positivos del Reiki en pacientes con cáncer

Durante una sesión se activa el proceso de auto sanación de nuestro organismo. Nuestro metabolismo recibe una dosis extra de energía que ayuda a nuestro cuerpo a mitigar los efectos de la quimioterapia o radioterapia. Activando, por ejemplo, nuestra función renal, logramos que las sustancias que nos son nocivas sean desechadas de nuestro cuerpo. Por tanto, su efecto perjudicial en nuestro organismo dure el menor tiempo posible. Asimismo, logramos que la sensación de dolor disminuya proporcionando una mejor calidad de vida. Al mismo tiempo nuestro sistema nervioso se regula y nos sentimos más tranquilos y sosegados.

El cáncer y las emociones

En el plano emocional la terapia también puede ser de mucha ayuda. No olvidemos que un paciente con cáncer atraviesa varios estados emocionales durante todo el transcurso de la enfermedad.

Al principio cuando es diagnosticado puede ser que se niegue a aceptar la enfermedad, que sienta rabia hacia la situación. También puede pensar que la vida ha sido injusta con él. Asimismo, puede sentir miedo a la muerte o a qué será de sus seres queridos si falta. Puede llegar a tener momentos de mucha angustia, ansiedad o depresión.

El Reiki le puede ayudar a aceptar la enfermedad y afrontar el tratamiento desde una perspectiva de confianza y paz interior. No debemos olvidar que un buen equilibrio emocional puede ayudar y mucho durante todo el proceso terapéutico. El paciente se hace responsable de su salud y afronta la enfermedad desde la certeza y la integridad.

Otras ventajas del Reiki

Otra de las ventajas que ofrece es que se puede enviar a través del tiempo, es decir podemos enviar energía sanadora tanto al pasado como al futuro. Esta opción es muy interesante, ya que, por ejemplo, se puede programar el envío de Reiki a una próxima sesión de quimioterapia o radioterapia. Con esto conseguimos aliviar las molestias ocasionadas durante la sesión y avanzar en nuestro proceso de sanación.

El Reiki no deja ser la energía del amor universal que está aquí y ahora para ayudarnos a recuperar nuestra salud y a tener una vida más feliz y plena.

Reiki en los hospitales

Hoy en día, en Estados Unidos e Inglaterra son numerosos los hospitales oncológicos dónde se aplica Reiki para aliviar y acompañar a los enfermos de cáncer. En España esto avanza más lentamente, pero existen algunas iniciativas como los hospitales públicos Puerta de Hierro de Madrid y el Hospital Clinic de Barcelona.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad