Las mejores flores y plantas comestibles con propiedades medicinales

Publicado el martes, 24 abril 2018

Alimentación

Uno de los pilares básicos fundamentales para tener una buena salud es tener una correcta alimentación. Existen diferentes alimentos que ayudan a prevenir enfermedades. Aunque muchas veces no los tenemos en cuenta, podemos combinar nuestros alimentos con flores y plantas comestibles que contienen propiedades medicinales.

La alimentación: una de las mejores medicinas

Día a día, aunque la ciencia avanza, las enfermedades siguen yendo en aumento. Por ejemplo, si nos referimos al caso de las enfermedades crónicas (de larga duración) representan un 70% de las muertes en todo el mundo.

Cada día se van investigando nuevas terapias revolucionarias que pongan fin a la mayoría de las enfermedades. Lejos estamos de lograrlo. Pero, también nos olvidamos en muchas ocasiones que hay pilares fundamentales de la salud que ayudan a prevenir de manera muy efectiva gran parte de las enfermedades que hoy afectan de manera crónica a la humanidad.

Uno de estos pilares básicos es la alimentación. Refirámonos a una de las citas del Dr. Seignalet, aparecida en su libro “La alimentación, la tercera medicina”, para que veamos el impacto que tiene en nuestra salud mejorar la alimentación.

“Desde el punto de vista médico, se demuestra de manera evidente que es posible comprender el mecanismo de numerosas enfermedades consideradas como misteriosas, y mejorar o curar a la mayoría de las personas aquejadas de alguna enfermedad con un régimen alimenticio bien elegido. Sin embargo, la alimentación moderna no es más que otro error entre los numerosos cometidos por el hombre”.

Trofoterapia o la ciencia de saber alimentarse

Ya uno de los padres de la medicina como fue Hipócrates decía: “Vuestros alimentos deben de ser vuestras propias medicinas”.

En Medicina natural conocemos como trofoterapia al arte de facilitar al ser humano una correcta alimentación que lo preserve de las enfermedades y que sea adecuada a las necesidades de cada organismo. Es la terapia que se ocupa de una alimentación o nutrición correcta e integrativa.

La vida se conserva y evoluciona gracias al correcto trofismo (alimentación) y es de vital importancia que dediquemos todo nuestro interés a esta técnica tan importante para la conservación de la misma.

“Comiendo, me sano”

En tu día a día debes elegir alimentos saludables de procedencia orgánica y a ser posible de temporada (los que nos ofrece la naturaleza en su mejor momento); además de dar preferencia en un alto porcentaje a las frutas y verduras.

Observa tu estado emocional antes de elegir cada alimento porque de esta elección dependerá, en parte, tu estado físico y emocional.

Refuerza el efecto positivo de tus alimentos combinándolos con plantas de uso culinario e incluso con flores que reforzarán las cualidades organolépticas y nutricionales de cada uno de tus platos. Prueba a combinar tus platos de distintas formas y con diferentes plantas comestibles. Por ejemplo,puedes añadirlas en tus guisos directamente o en tus licuados o batidos.

Disfruta de la comida y a la vez escoge los alimentos que te ayuden a mantener tu organismo lo más sano posible.

Especias y plantas comestibles para combinar con nuestros guisos

Existen numerosas plantas comestibles que podemos combinar con nuestros alimentos. Las podemos añadir a nuestras ensaladas, platos cocinados, en salsas, cereales…Seguro que algunas de ellas ya las conoces:

Podemos incorporar muchas más plantas comestibles como son el cilantro, la menta, la hierbabuena, el comino

Flores en tu alimentación

¿Sabías que puedes incorporar flores en tu alimentación diaria? No todas las flores son adecuadas para incorporar en nuestra alimentación, pero muchas de ellas se pueden añadir sin problemas.

Las flores comestibles, además de aportar alegría y color a nuestro plato, tienen excelentes propiedades y resultan ser muy beneficiosas para nuestra salud. Es importante que las flores que vayamos a usar estén en su máximo esplendor. Es decir, debemos escoger las que estén en mejor estado y desechar otras estructuras de la flor que puedan dar amargor a nuestros platos, como los tallos y estambres.

Conozcamos algunas de las más destacadas:

  • Flor de calabaza: muy rica en calcio, popularmente usada en guisos y sopas.
  • Diente de león: al igual que la planta en sí, destaca por sus efectos favorables sobre el hígado.
  • Flor de rúcula: usada en trastornos como las anemias por su gran contenido en hierro y sus propiedades a nivel digestivo.
  • Flor de jazmín: con sabor muy aromático que podemos emplear en nuestros platos. Así como hacer uso del té de flores de jazmín rico en antioxidantes y de carácter sedante
  • Flor de verbena: ideal para nuestros postres e infusiones.
  • Violeta: Con gran cantidad de antioxidantes, combina muy bien con todo tipo de ensaladas.
  • Flores de cítricos: entre ellas, encontramos la flor de azahar que puede aportar a nuestros postres un sabor fresco e intenso. No olvidemos sus interesantes propiedades sobre el sistema nervioso. De todos es conocido el famoso remedio del agua de azahar para calmar los estados de nerviosismo.

Hay muchas más flores que podemos incorporar a nuestros platos, la mayoría de ellas nos aportan un importante contenido en vitaminas, minerales y actúan como antioxidantes…Podemos usar flores como la caléndula, la flor de borraja, flores de mostaza, lobelia, alhelí…

Recordad que ya cocinamos de manera habitual con flores. Por ejemplo, cuando usamos el brócoli o la coliflor con sus interesantes sulforafanos (antioxidantes). También, cuando comemos alcachofa tan adecuada para mantener en buen estado nuestro hígado.

Fuentes:

  • Seignalet, Jean. La alimentación, la tercera medicina. Integral. Barcelona, 2016.
  • García Bellsolá, Domingo. La trofoterapia. 6 Edición. Ediciones Bellsola.  Barcelona.

 

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad