Fisioterapia del suelo pélvico

por A.M.

Casos Reales

Casi por casualidad, cuando estaba embarazada, descubrí que tenía muchas contracturas en el suelo pélvico. Fui a ver a una fisioterapeuta del suelo pélvico para que me ayudara a mejorar el estado de mi suelo pélvico y a estar lo mejor preparada físicamente para el parto.

Desde la semana 28 a la 38 de embarazo, hice una sesión semanal de fisioterapia, eliminando casi por completo las contracturas. Además, me sirvió como preparación al parto, ya que hicimos algunos ejercicios de elasticidad para preparar el periné para el día del parto. Recomendable 100%.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad