Baja la fiebre con remedios naturales

Publicado el miércoles, 14 marzo 2018

Enfermedades & SíntomasRemedios Naturales

¿Qué es la fiebre?

Definimos la fiebre como el  síntoma que se produce en nuestro organismo, cuando se alcanza una temperatura superior a la que se considera como temperatura normal.

La fiebre suele aparecer como síntoma, acompañando a nuestro cuerpo cuando está haciendo frente a determinadas enfermedades o procesos infecciosos.

Aunque en muchos casos puede ser alarmante y hay que prestarle la atención requerida; en el resto de los casos no llega a ser preocupante y forma parte de extenso abanico de mecanismos de defensa con los que cuenta nuestro organismo y no suele ser indicio normalmente de gravedad alguna.

¿Cuándo tenemos fiebre?

 

FIEBRE
 Temperatura normal  35º a 37º C.
 Febrícula  Por encima de los 37º, sin alcanzar los 38ºC
 Fiebre  38º a 41º
 Hiperpirexia o fiebre alta  Por encima de los 40,5ºC

Como podemos observar en la tabla anterior, vemos que la temperatura corporal normal puede estar oscilando, según las personas, entre 35ºC y 37ºC.  Esta temperatura puede variar atendiendo a las horas del día (ciclos circadianos), o bien después de realizar deporte, o en los ciclos femeninos (ej. Ovulación).

Temperaturas superiores a los 37,3ºC pero sin pasar de los 38ºC, es lo que se conoce coloquialmente como “tener unas décimas de fiebre”, y aquí estamos refiriéndonos a la febrícula.

A partir de 38ºC tenemos fiebre, y esto requiere investigar sus causas; y sobre todo, cuando se alcanzan temperaturas muy altas es necesario actuar con urgencia para no poner en peligro la vida de la persona.

Hay que tener en cuenta que estas cifras suelen referirse a la temperatura tomada en la zona rectal. La medición en la zona rectal y boca, da valores de entre 0,3 y 0,6 grados más altos que la medición en otras zonas como son la axila, frente u oído. Por lo tanto, a la hora de hacer la medición tendremos en cuenta estas características.

Además, es importante antes de tomar la temperatura tener en cuenta algunos factores para no obtener resultados erróneos:

  • No hacer la medición después de haber realizado deporte.
  • El resultado puede ser erróneo después tomar un baño.
  • El resultado puede variar después de comidas abundantes y copiosas.
  • La temperatura puede estar alterada después de una emoción fuerte.

Hagamos buen uso de los antitérmicos

Como tratamiento para la fiebre normalmente hacemos uso de los antitérmicos (paracetamol y otros). Lo más aconsejable es usarlos únicamente en casos de verdadera necesidad.

Si no hay señales de gravedad, en principio, podemos probar a usar medidas que proporcionen alivio a este estado y dejar que la fiebre siga su curso natural. No siempre se debe tratar la fiebre con medicamentos.

El uso indiscriminado de estos medicamentos tiene efectos negativos sobre la salud. Entre sus efectos negativos, por abuso, existe el riesgo de daño hepático. Por eso, como siempre, solo se han de tomar bajo prescripción médica.

Recomendaciones y remedios naturales para los estados febriles

Una serie de medidas generales nos ayudarán a manejar estos estados:

  • Dieta ligera o ayuno (en los casos que así se requiera).
  • Beber abundante líquido.
  • Tomar un baño de agua tibia, se le puede añadir algún aceite esencial (limón, lavanda) o vinagre de sidra de manzana.
  • Reposo.
  • Podemos tomar infusiones de plantas que nos ayudarán a mantener el control de la temperatura. Existen plantas muy beneficiosas con propiedades antipiréticas. Algunas de ellas son:
 Sauco  Anttipirético, sudorífico, depurativo
 Sauce  Antiinflamatoria y analgésica
 Ulmaria  Antipirética, analgésica y antiinflamatoria
 Manzanilla  Calmante, antiinflamatoria, analgésica
 Eucalipto  Antiséptico respiratorio, antiinflamatorio, antipirético
  • Los aceites esenciales los podemos aplicar en el baño, o en compresas de agua aplicadas en la frente o en el cuello. Podemos usar aceites esenciales de menta, limón o lavanda y pueden aplicarse unas gotitas en la zona de la sien o en las muñecas y planta de los pies. En bebés y niños aconsejamos no usar aceites esenciales sin consultar antes una persona experta.
  • Las compresas de arcilla en la zona abdominal ha sido un remedio popularmente usado para regular los estados febriles.

 Arsenal homeopático en fiebre

Hay una gran cantidad de remedios homeopáticos que podemos usar en enfermedades que cursen con fiebre. Vamos a mencionar algunos de los más usados, para el tratamiento de la fiebre de forma sintomática.

Remedios para cuadros febriles de aparición brusca:

  • Aconitun napellus.
  • Belladona.
  • Apis.
  • Arsenicum álbum.

Remedios para cuadros febriles de comienzo progresivo:

  • Rhus toxicodendron.
  • Bryonia alba.
  • Ferrum phosphoricum.
  • Gelsemium serpenvirens.

Como vemos la medicina natural puede ser de gran ayuda en las patologías que se acompañan de fiebre. Si la fiebre es muy alta se debe acudir al profesional sanitario para que nos ayude a descartar patologías que requieran una intervención de otro tipo.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad