La enfermedad como expresión de las emociones

Publicado el viernes, 21 abril 2017

Enfermedades & Síntomas

En el post anterior, comentábamos que la enfermedad, a través del síntoma, nos alerta de algún desajuste entre nuestros cuerpos físico, mental, emocional y espiritual; en relación a nuestro entorno. Hoy vamos a hablar sobre la relación entre la enfermedad y las emociones.

La enfermedad y las emociones, una historia real

Siempre que María salía de sus sesiones con el quiropráctico se preguntaba por qué se sentía con las emociones a flor de piel  y con ganas de llorar si lo que realmente le dolía era su espalda (sufría de grandes dolores en la zona dorsal). Pasaron los meses y después de mucho trabajo descubrió la conexión de ese dolor con un trauma que vivió durante su infancia. Una vez aceptó y permitió que la sombra de ese momento desgarrador deshabitara su vida, una vez supo por qué lloraba; el dolor desapareció, se transformó en energía de vida, en fuerza renovadora.

Este es uno de muchos ejemplos sobre el origen y la causa de las enfermedades.  Los dolores son historias, traumas, emociones contenidas que quedaron ahí. La mayor parte de las veces, la enfermedad es la expresión de nuestro ego, de nuestra negativa a ver y a escuchar las señales que nos envía nuestro cuerpo; de no querer aceptar la sombra que entraña una patología.

Saber escuchar al cuerpo

Si entendemos la enfermedad como punto de inflexión, nos hace curables. Sólo tenemos que empezar por preguntarnos qué mensaje nos quiere transmitir. Esta búsqueda de sentido nos invita a cuestionarnos, a replantearnos causas, sentido a buscar en el pasado (¿por qué?) y el futuro de la enfermedad (¿para qué?).

En un segundo estadio deberíamos interrogarnos sobre el sentimiento que nos produce el síntoma. Dónde sentimos la emoción, en qué parte del cuerpo, que sentimientos, pensamientos nos afloran al tomar consciencia. De hecho, el síntoma saca a la luz la emoción reprimida, aquella que debemos sanar.

Si aprendemos a establecer un diálogo con nuestro cuerpo, emprenderemos un poderoso camino hacia la sanación.

Simbología emocional de las enfermedades

En este trabajo de escucha, las filosofías orientales, tanto a través de la meditación como de la medicina tradicional, relacionan determinados órganos con las emociones básicas: cólera con el hígado, la alegría con el corazón, la tristeza con el pulmón o el miedo con los riñones. Desde esta relación podemos ir estableciendo conexiones sobre el sentido de nuestras dolencias.

Las terapias psicoemocionales: Gestalt, biodescodificación, constelaciones familiares, terapia regresiva…. también trabajan en esa dirección.

El cuadro siguiente propone una serie de relaciones y de preguntas que pueden ayudarnos en nuestro proceso de autoconocimiento y escucha de la enfermedad

enfermedad y emociones

Esto es sólo un ejemplo de lo que podemos conseguir con la escucha corporal con la atención puesta en la gran maestra que es la enfermedad.

 

Bibliografía: T. Dethlefsen  y R. Dahlke, La enfermedad como camino. Ed. Debolsillo, Barcelona

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad