¡Me duele! ¿Qué puedo hacer?

Publicado el martes, 17 octubre 2017

Enfermedades & SíntomasSalud Natural

Día Mundial del dolor, un día dedicado a las personas que sufren.

Miles de personas en todo el mundo, a pesar de los numerosos avances médicos, siguen sufriendo y conviviendo con el dolor de forma constante.

Las consecuencias de este padecimiento, se ven reflejadas en mayor o menor manera, en su día a día, afectándoles tanto a nivel físico como psicológico e impidiéndoles incluso, ejecutar una vida social y laboral de forma adecuada con todas las repercusiones que esto implica.

El 17 de octubre es el día elegido por la organización mundial de la salud (OMS), como recordatorio de la necesidad vital existente, de encontrar remedios que supongan un alivio verdadero; para tantas y tantas personas que sufren  situaciones de dolor debido a distintas enfermedades.

Tipos de dolor

  • Agudo o crónico: el primero es de corta duración, la implicación psicológica suele ser escasa. En el dolor crónico hay una duración mayor de seis meses y puede acompañarse perfectamente, de algún componente psicológico.
  • Puede ser puramente físico, emocional o también de naturaleza psicológica.
  • Puede ser leve,  moderado, o severo atendiendo a la intensidad del dolor asociado.
  • Según dónde se localice estaremos ante un dolor somático o bien visceral.
    • En el somático, existe una excitación de los receptores de la piel, músculos, ligamentos y huesos.
    • En el visceral, la excitación de los receptores viscerales, origina dolor en zonas alejadas del lugar de origen. Por ejemplo, en ciertos casos de cáncer, colitis…
  • Nos podemos encontrar con dolores de origen neuropático, nonioceptivo o psicógeno.
    • En el neuropático hay una estimulación directa del sistema nervioso, o de sus vías. Suele ser quemante y punzante.
    • El nonioceptivo es de los más frecuentes. El sistema nervioso está hiperestimulado, pero funciona de manera adecuada. Beneficioso para nuestro organismo, cuya misión es evitarnos problemas más graves.
    • El psicógeno a diferencia de los dos anteriores, posee un origen psicológico.
  • Muy curioso resulta el denominado dolor del miembro fantasma. Suele aparecer en personas que han sido sometidas, a la amputación de un miembro (ej. pierna), y siguen sintiendo dolor en la zona amputada. La explicación de este dolor es la existencia de actividad, todavía en las zonas del cerebro que estaban conectadas neurológicamente al lugar del miembro amputado.
  • Según la zona afectada solemos hablar de dolor de dientes, o de espalda, o bien de cabeza como en el caso de las jaquecas.
  • Un tipo de dolor que es importante no olvidar es el  asociado a tratamientos médicos, el  iatrogénico. Originado por diversos tratamientos o intervenciones como la cirugía, uso de fármacos etc.

¡Me duele! ¿Qué puedo hacer?

Y es que las visitas a las consultas de atención primaria por este motivo representan más del 50%, según nos confirman las estadísticas actuales.

Los tratamientos convencionales pasan desde el uso de analgésicos, antiinflamatorios, relajantes musculares e incluso antidepresivos, entre otros. La lista es variada, con tratamientos efectivos; pero parece ser que aun así no somos capaces de aliviar de manera totalmente eficaz el dolor.

Medicina convencional y complementaria: uniendo fuerzas

Tratar el dolor de una manera verdaderamente eficaz, por lo que vemos se convierte en algo, cuando menos difícil y complicado.

Desde la Medicina Integrativa se propone combinar los tratamientos en una sola Medicina que úna sus esfuerzos, con el fin de alcanzar resultados más positivos, en cada uno de los aspectos en los cuales está implicado el dolor.

En algunos casos y según la intensidad, la medicina naturista por sí sola, será capaz de mitigar el dolor; otras veces se convertirá en acompañante de la Medicina Convencional, estudiando cada caso de manera individual, y de forma integral, teniendo en cuenta todos los aspectos del Ser que padece dolor.

Recomendaciones desde el campo de la Medicina Naturista

Estudio naturopático y dietohigiene

Es importante realizar una valoración que contemple a la persona, teniendo en cuenta el origen de la enfermedad, así como los factores emocionales que acompañan a la enfermedad.

En Medicina Naturista resulta fundamental proponer al paciente una dieta limpia, adecuada para su patología y que sea capaz de reducir la inflamación.

Alimentos ricos en omega 3, y una dieta principalmente basada en frutas y verduras pueden reducir el exceso de citoquinas proinflamatorias; las cuales participan en los procesos inflamatorios.

Podemos suplementar con magnesio y algunos antioxidantes, y vitaminas C y E, entre otras.

Estiramientos y ejercicios suaves

En los dolores musculoesqueléticos, siempre y cuando el dolor nos lo permita conviene realizar estiramientos y  ejercicios suaves, los cuales van a fortalecer y favorecer nuestras articulaciones. Los paseos suaves y técnicas como el yoga y la relajación serían recomendables. Muy indicadas en el tratamiento del dolor causado por la fibromialgia.

Masaje

El masaje se puede convertir en una experiencia verdaderamente gratificante para las personas que conviven con dolor a diario. La intensidad del masaje será adecuada atendiendo a la edad, tipo de dolor y su origen.

En muchos casos la combinación de masaje y estimulación nerviosa transcutánea favorece en gran manera a las personas afectadas por dolor crónico.

Fitoterapia

Plantas como harpagophyto, sauce, cúrcuma destacan por sus propiedades analgésicas y antiinflamatorias. Combinadas con plantas de efecto relajante, su efectividad aumenta.

Nos decidiremos por el uso de unas plantas con unas propiedades u otras, según sea la localización del dolor.

Las cremas y geles externos de árnica, hipérico, menta piperita…pueden aliviarnos, usados de forma local.

Mucho se está hablando del uso del cannabis en uso terapéutico, sobre todo en algunos dolores relacionados con el cáncer, o en algunas clases de neuralgia. Varias investigaciones actuales están dirigidas hacia el uso del cannabis en artritis y otras patologías óseas. Pero todavía el uso del cannabis está en el aire, por la falta de protocolos y su aprobación como elemento terapéutico.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad