Lo que no sabías sobre el desayuno

Publicado el martes, 20 febrero 2018

Alimentación

El desayuno no es la comida más importante del día

¿Es el desayuno la comida más importante del día?, ¿es imprescindible desayunar?, ¿son la leche y los cereales, un desayuno sano y saludable? Pues a todas las preguntas anteriores, la respuesta es un clarísimo no.

El desayuno, ni es una de las ingestas de las que no se pueda prescindir durante el día, ni tampoco es la más importante; además que suele ser cuando elegimos alimentos menos saludables. Lo realmente importante es considerar el resultado total de la pauta dietética diaria. Es decir, todas las comidas son igual de importantes. Es incorrecto darle a una ingesta del día un valor más alto que a otra.

El desayuno, además, se ha convertido en una de las ingestas menos sanas, debido al impacto que ejerce la industria alimentaria sobre nuestros hábitos nutricionales, que nos plantea incluso cómo deben de ser nuestros desayunos. Pero lo que si es cierto, es lo que podemos inculcar al público en general:

  • Convertir esta ingesta en una opción saludable (en general) y sobre todo para los más pequeños.
  • Desayunar como opción recomendable antes de enfrentarnos al día, y según el tipo de alimento que seleccionemos, el rendimiento a varios niveles puede ser más óptimo.

 Aunque sobre este tema en una de las revisiones más recientes del 2016 no nos da una respuesta clara de si se debe empezar la jornada comiendo algo en un momento más temprano o más tarde (a lo largo del día), por lo cual decidiremos atendiendo según la persona (edad, ciclo vital en el que se encuentra y otras necesidades).

¿Qué solemos desayunar?

 

En la anterior tabla, podemos observar que cuando elegimos los productos que aparecen dentro del listado, ciertamente no estamos eligiendo la opción de desayuno más saludable.

Sería conveniente comenzar a descartar aquellos alimentos (elaborados con harinas refinadas, exceso de azúcares, bollería industrial,  bebidas procesadas y azucaradas…) y elegir alimentos más adecuados para empezar el día comiendo saludable.

¿Entonces, qué podemos desayunar?

Veamos distintos ejemplos, de lo que puede ser una manera de plantearnos el comienzo del día eligiendo alimentos saludables y más adecuados para convertir esta primera ingesta en una opción sana y apropiada para nuestro organismo.

  1. Ensalada de frutas (kiwi, mango, melón, manzana). Espolvorear coco rallado. Yogurt orgánico (no azucarado), con copos de avena.
  2. Batido de leche vegetal con frutas (ej. fresa, mango…). Tostada de harina integral (espelta, kamut…) con queso fresco.
  3. Puré (naranja, pera, plátano, manzana) sin endulzar. Espolvorear frutas desecadas (ej. pasas) y copos de avena integral. Tostada con requesón.
  4. Tostada de pan integral con aguacate y tomate, espolvorear semillas de amapola. Un plátano y una mandarina.
  5. Zumo (licuado en casa).  Galletas caseras (elaboradas con harina integral).
  6. Batido de leche vegetal (avena, soja, quínoa) con frutas, endulzado con dátiles.
  7. Pan integral con humus. Fruta de temporada.
  8. Frambuesas, arándanos con yogurt natural. Unas nueces u otro fruto seco.
  9. Muesli integral de frutas frescas y secas.
  10. Kefir de leche orgánica con frutas.
  11. Flan elaborado con  agar-agar y  frutas.

Las opciones son muchas y variadas, pero para empezar a reconducir nuestro desayuno, serviría elegir alguno de los desayunos anteriormente descritos.

Así que feliz día y buen desayuno.

 

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad