Cómo depurar el organismo en primavera (parte 2)

Publicado el jueves, 13 abril 2017

Salud NaturalVida Saludable

En posts anteriores hemos hablado de los efectos de la primavera y la necesidad de depurar el organismo mejorando así nuestro estado de salud.

Recordemos que la primavera, igual que el otoño, son estaciones bisagra, un puente entre solsticios. Ambas estaciones son épocas de cambio y de preparación. En primavera salimos del invierno, en algunos casos con alguna carencia de vitaminas y minerales y además con un exceso de toxinas en el hígado. En primavera los conceptos clave para nuestro cuerpo son: desintoxicación, depuración y regeneración.

A continuación, os proponemos algunos alimentos y complementos para llegar en plena forma al verano.

Desintoxicación y depuración

Los alimentos de temporada, ya ricos en minerales y vitaminas A y C, buenos antioxidantes, tienen una alta capacidad detoxificante. Como complementos que ayuden a la eliminación de metales pesados los más indicados son:

Alga espirulina: alga filamentosa rica en proteínas, vitaminas y aminoácidos esenciales. Esta alga influye en el sistema inmunológico, regula el metabolismo  y como antioxidante reduce la toxicidad de metales en el hígado.

Alga Chlorella: alga microscópica con alto contenido en clorofila, quelante por excelencia. Es fundamental en la eliminación de metales pesados del organismo.

Diente de León, Ortiga, Abedul y Cola de caballo. En infusión están indicadas para la depuración hepática, aportan vitaminas A y C, ácido fólico, silicio, potasio y magnesio

Revitalización

Ante los estados carenciales y después de limpiar nuestro cuerpo, pasamos al tercer paso. Como hemos dicho, una alimentación adecuada nos aumentará el aporte de vitaminas, pero hay dos que debemos prestar especial atención.

Vitamina D: necesaria para la formación y el mantenimiento de los huesos. La podemos tomar en aceite de hígado de bacalao como suplemento o bien a través del consumo de pescado azul, huevos o yogur entero natural (el de oveja es el más recomendable). Pero la vitamina D necesita del sol, tomar 10/15 minutos de sol a diario mejora la síntesis de esta vitamina y además nuestro humor.

Vitaminas del grupo B: necesarias para la formación de tejidos, la síntesis del hierro y para mantener a raya el estrés. Como fuentes principales las hallaremos en el germen de trigo, la levadura de cerveza, las pipas de girasol, el pescado azul, las nueces y la proteína animal  (especialmente la B12).

Si aún así sentimos que la astenia primaveral está causando estragos en nuestro organismo disponemos de tres suplementos estrella que nos ayudarán a combatir el cansancio, mejorarán nuestro humor y nos llenarán de vitalidad.

Levadura nutricional (o levadura de cerveza): fácil de digerir, rica en vitaminas del grupo B y en minerales (magnesio, calcio, hierro y zinc). Nos ayuda en casos de estrés, revitaliza la piel y el pelo. Además, por su contenido en fibra contribuye a la salud intestinal.

Coenzima Q10: antioxidante, cardioprotector e inmunoestimulante. La Q10 reduce la oxidación de las membranas celulares. Elimina la fatiga, el dolor muscular y regenera la piel.

Jalea Real: la reina de los reconstituyentes. Está indicada, entre otras cosas, en situaciones de estrés, apatía, insomnio… Además de tener las mismas propiedades que los dos superalimentos anteriores, la jalea real es antivírica. También mejora la circulación sanguínea y es hepatoprotecotra.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad