Constelación Familiar para las alergias

por E. Gomez

Casos Reales

Hasta los 3 años de edad y por lo que me cuenta mi madre, me encantaba el marisco y sobre todo ¡las gambas! De pronto un día, mientras estábamos cenando con la familia en una marisquería, me comí una gamba y empecé a ahogarme acabando finalmente en el hospital. Por lo que desde entonces soy alérgico a una proteína del marisco que también la comparten los ácaros. Estos síntomas fueron agravándose hasta la adolescencia teniendo que vivir incluso con antihistamínicos diarios (los cuales tampoco me quitaban los síntomas, si no que los aliviaban), en episodios más graves, hasta me tenía que tomar cortisona durante semanas.

Reflexionando un día, me di cuenta de que los episodios de agravamiento de mi alergia, coincidían con sucesos que derivaron en episodios emocionales negativos. A partir de aquí, un amigo me comentó que era muy probable que estos sucesos tuviesen total relación con mi alergia y me recomendó acudir a una sesión de constelación familiar sistémica.

En mi primera sesión, no sabía que esperar ya que nunca había realizado ningún tipo de terapia similar. Lo que sucedió en aquella primera sesión me dejó totalmente sin palabras, ayudándome a comprender muchas cosas de mi vida y mi interior ¡en tan sólo una sesión!, desde entonces la recomiendo a todo el mundo

La sintomatología de mi alergia mejoró de manera significativa tras aquella primera sesión, dejé de tomar antihistamínicos.

En la siguiente entrada, te cuento como he seguido evolucionando meses más tarde de la primera sesión de constelación familiar, ¡llegándome a suceder algo increíble!. Clica aquí para leerla.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad