Cólico del lactante: terapias para calmar el llanto del bebé

Publicado el miércoles, 28 noviembre 2018

Bebés & Niños

Más del 30% de los bebes lactantes, suelen padecer el cólico del lactante, que produce un llanto desconsolador en los más pequeños. Esta afección deja agotado al bebé, y aunque es un problema que rara vez representa gravedad, también los padres de los más pequeños la suelen vivir con verdadera angustia.

¿Cómo y cuándo aparece el cólico del lactante?

Estos cuadros suelen aparecer en las primeras semanas de vida y se producen normalmente después de las tomas. Sin embargo, en algunos casos pueden aparecer sin que exista relación aparente con la toma de alimento.

Suelen tener carácter benigno y habitualmente desaparecen entre los tres y cuatro meses de vida.

Los síntomas que acompañan a esta afección suelen ser los siguientes:

  • Llanto inconsolable y repentino, que se produce varios días a la semana.
  • Los niños suelen mantener sus piernas flexionadas, colocando sus puñitos sobre el abdomen que suele estar inflamado y distendido.
  • El llanto es más normal al atardecer y suele ser desconsolador, produciendo agitación e irritabilidad en el pequeño.
  • Además, suelen aparecer signos de origen digestivo como estreñimiento y gases.

Entre los motivos, que podemos atribuir, a la manifestación del cólico del lactante, nos encontramos con los siguientes:

  • Causas digestivas.
  • Intolerancias como puede ser la ya conocida intolerancia a la lactosa.
  • Estado emocional del bebé.
  • Otras.

Homeopatía y fitoterapia, la combinación perfecta

Los remedios herbales ofrecen una solución segura y muy eficaz para el tratamiento de este malestar.

Una fórmula adecuada para tu bebé sería el uso combinado de anís verde, hinojo y melisa.

Esta mezcla está indicada por sus propiedades antiespasmódicas, digestivas, carminativas y relajantes. En forma de infusión, y siempre respetando las dosificaciones recomendadas para niños de tan corta edad. Recomendamos consultar con un profesional antes de su administración.

 Te hacemos también, una recomendación de los remedios homeopáticos a usar:

  • Lycopodium: cuando el bebé presentan un meteorismo importante.
  • Chamomilla: para aliviar la irritación y agitación. Los niños se calman al tomarlos en los brazos.
  • Nux vómica: en los niños que presentan estreñimiento y problemas digestivos.
  • China y colothyntis: usados tradicionalmente para los cólicos.

Estos remedios se pueden incorporar en el biberón y administrar antes de las tomas. Es recomendable consultar a un profesional especialista en homeopatía.

Osteopatía y masaje, como tratamiento en el cólico del lactante

La osteopatía está indicada desde la más temprana infancia, y en esta afección en concreto, mediante suaves manipulaciones, se consigue trabajar todo el aparato digestivo, desde la boca hasta la parte final del intestino consiguiendo la elastificación del mismo.

El bebé, al pasar por el canal del parto, está sometido a presiones que pueden afectar a cualquier parte de su organismo; incluso causando trastornos en la succión que estarían relacionados con los cólicos del lactante.

La osteopatía como técnica manual trabajará las posibles tensiones que pueda presentar el bebé a nivel de columna vertebral, cráneo y tórax mejorando integralmente el organismo. Con varias sesiones de osteopatía para bebes, verás cómo las molestias provocadas por los cólicos desaparecen con rapidez.

Los masajes, que la mamá o el papá podéis realizar vosotros mismos, resultan muy relajantes y van ayudar a la expulsión de gases y mejorar el dolor asociado a los cólicos.

Realiza este masaje en la tripita del bebé y siguiendo el sentido de las agujas del reloj, de arriba abajo; con aceite vegetal suave como el de almendras. A este aceite, le puedes añadir unas gotitas de aceite esencial de mandarina, que al ser un aceite suave y seguro, va a proporcionar a tu pequeño una agradable sensación de calma y tranquilidad.

Puede ser muy interesante realizar un curso o taller de masaje infantil. Puedes encontrar varios en la web de omonovo.

Algunos estudios aseguran que la influencia del entorno y la ansiedad de los padres, especialmente de la madre, influyen de manera significativa en los trastornos de los más pequeños. Así que te recomendamos algunos cuidados naturales para el postparto

 

“Mantén la calma, sonríe, y crea para ti y para tu bebé un ambiente tranquilo y relajado que te permita disfrutar de tu maternidad y/o paternidad”.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad