¿Tienes el colesterol por las nubes? Bájalo con remedios naturales

Publicado el martes, 03 abril 2018

Enfermedades & SíntomasRemedios Naturales

¿Qué es el colesterol?

Cuando hablamos de colesterol, nos referimos a una substancia muy similar a la grasa (lípido) que es imprescindible para la vida, aun cuando en la mayoría de las veces representa un motivo de preocupación para nuestra salud.

Forma parte de nuestras membranas celulares, incluyendo el sistema nervioso, corazón e hígado.

La mayor parte se produce en nuestro hígado y otras células, otra parte está presente en la bilis, y vuelve a ser absorbido en nuestro intestino. El resto se incorpora a través de los alimentos que tomamos.

Es trasportado por dos tipos de lipoproteínas:

  • Lipoproteína LDL: que trasportan el colesterol para que pueda ser usado por los tejidos. “Colesterol malo”.
  • Lipoproteína HDL: trasporta el colesterol desde los tejidos hasta el hígado para su posterior eliminación a través de la bilis. “Colesterol bueno”.

Colesterol alto

Se produce cuando los niveles de esta grasa están por encima de los valores que se consideran normales.

Actualmente se consideran los siguientes valores:

  • LDL: 70 a 130 mg/dL.
  • HDL: más de 50 mg/dL.
  • Colesterol total: menos de 200 mg/dL.

Examinemos algunas de las causas:

  • Herencia.
  • Tiende a aumentar con la edad, en las mujeres suele elevarse en la época de la menopausia.
  • Dieta inadecuada.
  • Ciertas enfermedades: de origen hepático, renal, y algunas endocrinas. El sobrepeso es otro de los factores asociados.

Determinación del colesterol en sangre

Se podrán determinar los valores haciéndose una analítica. Nos parece apropiado solicitar en este análisis algunos marcadores que no se suelen pedir, como son la homocisteina y la proteína C reactiva.

Un valor alto de homocisteina (aminoácido) está asociado a problemas cardiovasculares, provocando daños en los vasos, por eso pensamos que la homocisteina va de la mano del colesterol, convirtiéndose en un predictor de daño vascular.

Tratamientos para la hipercolesterolemia

El primer tratamiento a instaurar son las medidas higienodietéticas:

  • Una dieta saludable, en que las grasas sean de alta calidad (preferir insaturadas y disminuir las saturadas). Eliminar los ácidos grasos trans, resultado de la trasformación de algunos aceites y que se encuentran en la bollería, snacks, galletas. No es cuestión de bajar las grasas, sino tomar una dieta normal en grasas, pero que sean saludables. Importa más el tipo de grasa que consumamos que la cantidad de colesterol que aporte un alimento.
  • Elegir aceites vírgenes, no refinados, que nos proporcionan todas las gamas de ácidos grasos saludable. Ej: oliva, linaza, cáñamo…
  • Reducción de los alimentos de origen animal y elegir aquellos ricos en ácidos grasos saludables: frutos secos, semillas, pescado azul, aguacate…Además, de aumentar el consumo de frutas y verduras
  • Las plantas depurativas y con acción sobre el hígado nos van a resultar de gran ayuda: diente de león, alcachofera, cardo mariano, boldo…
  • Como siempre el ejercicio constituye otra de las medidas a instaurar en nuestro estilo de vida.
  • Como remedios de la medicina popular podemos optar por introducir en nuestra dieta el ajo y el jugo de limón.

Para finalizar, no olvidemos que el colesterol no es siempre el malo de la película, ya que es imprescindible para nuestra salud cerebral. También, nos ayuda en la producción de hormonas sexuales y otras células. Así como en la producción de vitamina D. En conclusión, nuestra recomendación es que se mejore el estilo de vida y procurar llevar una alimentación sana.

 

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad