¿Sufres de artritis? Cómo mejorar tu estado con terapias naturales

Publicado el miércoles, 28 febrero 2018

Enfermedades & Síntomas

La artritis y sus tipos

La artritis hace referencia en general a una inflamación de las articulaciones. Existen varios tipos de artritis y enfermedades que también cursan con artritis.  Nos centraremos en la descripción de la artritis reumatoide, la artritis psoriásica y la conocida como idiopática juvenil.

Artritis reumatoide

Se caracteriza por ser una enfermedad sistémica y crónica, normalmente simétrica. Produce inflamación de varias articulaciones, con capacidad de provocar de manera progresiva su destrucción.

Entre sus síntomas destacan el dolor, la inflamación y la tumefacción de pequeñas y grandes articulaciones. Estos síntomas pueden ir acompañados de sensación de malestar general. Afecta más al sexo femenino que al masculino.

Artritis psoriásica

Lo definimos como un tipo de artritis que aparece con mayor frecuencia en las personas afectadas de psoriasis.

De igual manera causa dolor e inflamación en las articulaciones, así como erupciones cutáneas, con preferencia por codos, rodillas y cuero cabelludo.

La inflamación y el dolor se localizan generalmente en tobillos, rodillas, dedos de manos y pies, pudiendo afectar también a la zona de cuello y espalda.

Artritis idiopática juvenil

También se trata de una enfermedad crónica, que se acompaña de dolor e inflamación articular, afectando más a las personas jóvenes.

Su origen es desconocido, pero se ve como causa probable que se trate de una enfermedad de origen autoinmune.

Esta patología se suele detectar antes de los 16 años de edad, pudiendo afectar a niños muy pequeños también.

Existen distintos tipos de artritis idiopática juvenil (oligoartritis, poliartritis, artritis psoriásica juvenil…), con los distintos exámenes el profesional sanitario determinara, una u otra, para su posterior tratamiento.

Tratamientos y técnicas naturales para la artritis

La importancia de la dieta en las artritis

Ya el Dr. Jean Seignalet (médico y biólogo) nos hablaba de las bondades de la dietoterapia, con excelentes resultados en los distintos tipos de artritis. Proponía un régimen hipotóxico (excluyendo ciertos alimentos como cereales, lácteos, azúcar, aceites refinados…), optando por una dieta ligera que no fatigue al organismo, predominantemente de origen vegetal.

Los alimentos ricos en solanina (patatas, berenjenas, tomates, pimientos), parece ser que agravan la artritis, por lo cual, sería importante reducir su consumo.

Se le dará gran importancia a una alimentación que aporte prebióticos y probióticos, que disminuyen la acción inflamatoria que se produce en estos pacientes.

Hay que tener en cuenta, en estos pacientes, los estados de malnutrición o sobrepeso, lo cual constituye un factor más en la evolución de esta enfermedad.

Mantener un peso ideal va ayudar al estado de las articulaciones. Y para conseguir este propósito, es fundamental el establecimiento de una dieta saludable.

El ejercicio para la artritis

El ejercicio ayudará a evitar el deterioro de las articulaciones, mejorando la calidad de vida de estos pacientes.

En las fases de brote inflamatorio, el reposo también va a ser necesario. Pero el abuso de reposo, provocará más rigidez en las articulaciones.

La propuesta sería periodos de reposo alternados con ejercicio adecuado a cada tipo de paciente. Los ejercicios de bajo impacto estarían recomendados: natación, caminatas, estiramientos suaves…

Oligoterapia y otros suplementos

La oligoterapia ofrece excelentes resultados en el tratamiento de las artritis: oligoelementos como el manganeso, el azufre y el fluor; reportaran interesantes beneficios.

En fitoterapia encontramos:

  • Remedios como el harpagophyo en dosis de 2500 mg diarios, sobre todo en las crisis de la enfermedad.
  • Plantas como el sauce, regaliz, grosellero negro pueden añadirse a los demás tratamientos.
  • Las plantas con efecto depurativo, podrían alternarse entre la crisis, para favorecer la curación.

Incluso podemos incluir suplementos remineralizantes, como los verdes de alfalfa o la cebada. También se usan suplementos como la glucosamina y el sulfato de condroitina, que forman parte de distintas presentaciones disponibles en el mercado.

Cromoterapia

El mundo de la cromoterapia dio un giro importante con los estudios de cromoterapia del Dr. Christian Agrapart.

En las articulaciones inflamadas, las sesiones de una longitud de onda de 609 nanometros (color naranja) durante 4 minutos, acompañada por una sesión corta de una longitud de onda de 465 nanometros (color azul) van aportar óptimos resultados. Están longitudes de onda pueden ser vehiculizadas en geles de uso externo, que aplicaremos directamente en la zona afectada.

La importancia de la salud emocional

Como siempre decimos el cuidado de la salud emocional es especialmente importante; el paciente afectado se enfrenta a una patología dolorosa y así, en sus intentos de enfrentar la enfermedad, que además puede ir acompañada de diferentes circunstancias personales, aparecen con mucha frecuencia emociones como la ira, rabia, tristeza, ansiedad y desesperación.

Todas las técnicas que sean capaces de aportar beneficios a este nivel serán bienvenidas: yoga, mindfulness, flores de bach, técnicas psicológicas…entre otras.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR...

WIKI TERAPIAS

Suscríbete gratis a nuestra newsletter y recibirás artículos sobre alimentación y salud natural

He leído y acepto la política de privacidad